Header Leaderboard
Inicio » Motivación » Sirviendo siendo soltera

Sirviendo siendo soltera

“Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.” 
1 Corintios 7:34
Desafortunadamente muchas jovencitas no comprenden los beneficios de ser soltera. En realidad, mientras no te cases, debes realmente ocuparte de Dios. Las mujeres solteras a menudo olvidan que tienen algunas ventajas importantes. A las cinco de la mañana puedes seguir en la cama orando en el espíritu hasta que sean las siete y treinta. Puedes postrarte en el suelo y adorar al Señor sin darle explicaciones a nadie. Debes aprovechar esta época de tu vida para cargar las baterías. Es tiempo de saciarse, de darse el lujo de bañarse en leche y miel. Puedes descansar allí, alabando y adorando al Señor tanto tiempo como quieras.

Antes de que pidas al Señor por un marido, ocúpate de Dios. Si no estas ministrando las necesidades de Dios y, sin embargo, siempre estas en su presencia pidiéndole que te mande a uno de sus siervos para que te ministre, tus oraciones no están siendo oídas porque no le estas siendo fiel a El. Cuando seas fiel en tu estado de soltera, entonces estarás mejor preparada para serle fiel a un esposo.

Si menosprecias al perfecto esposo, Jesús, ciertamente menospreciaras al resto de los hombres. El Señor quiere que regreses a casa al final del día y digas: “Señor, he pasado por tanto hoy. Me alegra que estés aquí. Ansiaba quedarme sola para adorarte y alabarte y engrandecerte. Esta noche es nuestra noche. No estoy tan ocupada que no tenga tiempo que dedicarte“. Si no tienes tiempo para Dios, no tienes tiempo para un esposo.

No hay nada malo en querer casarse. Ocúpate simplemente del Señor mientras esperas. Déjalo sanarte y liberarte, y adóralo. Las mujeres solteras deben ser las mas consagradas de la iglesia. Ustedes son aquellas cuya sombra debe proyectarse sobre aquellos que necesitan ser salvados. Estas en una posición favorable para orar. El Señor se ha convertido en el alimento que necesitas. Mientras algunas mujeres casadas dependen de su marido, las mujeres solteras aprenden a depender del Señor. Dios dijo:
 “Y sobre mis siervas derramare mi Espíritu en aquellos días”
Joel 2:29
Existe una relación especial entre Dios y las creyentes solteras. Dios tiene una bendición especial para la mujer que goza de libertad para buscarlo.

Share This:

Post similares

Alma Celina Baquedano TortajadaVer todo los posts

Salva sólo por Su gracia, enamorada de Cristo, en proceso constante de edificación, esposa de pastor, ingeniera ambiental de profesión, milusos de iglesia.