La amistad siempre será ingrata

7 enero, 2017

Siempre me he cuestionado afirmaciones sobre la amistad, encuentro muchos disparates y verdades en torno a este tema, veo por un lado gente negándose a esta preciosa relación, donde no hay consanguinidad, tampoco es matrimonio, aunque con estos dos tipos de roles también se tiene una amistad, tener una persona que cumpla exclusivamente con ese rol, realmente es una bendición.

A medida que va pasando el tiempo nos cuestionamos muchas amistades, algunas las desechamos, otras las condicionamos primero para ver si se pueden seguir llamando amigos, o simplemente nos aislamos y negamos la existencia en el mundo de una relación de amistad.

La palabra “amigo” se cuida mucho en la sociedad, a veces digo mi amigo dijo tal cosa, y si la persona con quién estoy hablando tiene años conociéndome me dice, algo así como, desde cuando soy amiga porque nunca me había oído hablar de esa amistad, también suele decirse “conocido” “compañero” “consiervo” “allegado” etc, etc, etc.. La lista es larga lo importante es cuidar mucho esa palabra, no decírsela a todo el mundo. En la amistad nunca se espera la traición, siempre se espera lealtad, compañerismo, solidaridad, confianza, camaradería, palabras que contempla una amistad verdadera.

Cuando viene la decepción muchos cierran la puerta y si forman parte de un lugar prefieren irse, para mi una amistad tiene el poder de herir profundamente y marcarnos tanto como una decepción de amor. Una amistad es tan importante como un familiar, de hecho Salomón lo indica en el siguiente versículo:

En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia. Proverbios 17:17

Recientemente me mude de país y he podido sentir como el calor de una amistad no se pierde gracias a los avances en materia de comunicación, muchas veces por mi dinámica de trabajo no escribo, pero día a día he recibido mensajes de amistad, de interacción, de conversación casi como que si yo estuviera allá o ellas estuvieran aquí.

Las amistades no es una parte simple de nuestra vida, más bien es compleja, difícil, y necesita siempre de nuestra atención, dedicación y tiempo, muchas veces no filtrar bien una amistad te puede llevar al sufrimiento, al fracaso, al desastre de vida personal, por eso mantener el filtro activado los primeros meses es fundamental aunque no estamos exentos de caer en la innombrable traición.


La amistad siempre será ingrata

Ahora bien, esta parte es un poco desagradable, por decirlo de alguna forma, de hecho antes de escribir esta parte hablaba con una amiga y me decía lo contrario, me decía lo bonito, me hablaba de lo hermoso de la amistad y ponía de ejemplo la nuestra.
Yo le creo y si les cuento a ustedes también le creerán, la cuestión es que no es así, una vez más vamos a la Biblia y vemos a un José siendo traicionado por sus hermanos, un David por su jefe, un Sansón por Dalila y por supuesto un Jesús siendo traicionado por sus discípulos, lo que me lleva a meditar en la traición, pues siempre será de un conocido.

A todos nos ha pasado el tema de la traición en la amistad y aunque si abundan las personas que cumplimos también hay esa parte que acciona en base a la ingratitud, si sigues viendo en la Biblia hay ejemplos de traición en la amistad innumerables veces. No importa si es un jefe o un amigo, ten en cuenta que es parte de la vida, que esto no te quiebre, ni te paralice, asimílalo con paz y amando a tus enemigos para poder continuar adelante con el camino claro y sin nada que te impida desarrollar tu propósito de vida.

Paz y te bendigo grandemente, si todo fuese bonito el Señor no hubiese dejado estos versículos para nosotros:

No te ruego que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno. Juan 17:15.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33.


Post similares

MariaMullerVer todo los posts

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.