Header Leaderboard
Inicio » Carácter » Arando derecho (Enfócate)

Arando derecho (Enfócate)

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.”

Lucas 9:61

Este versículo esta basado en una realidad muy simple, cuando menos para la gente de campo. El primer paso para preparar la tierra para la siembra es hacer los surcos o arar. Si no dispones de un tractor, tendrás que marcar los surcos del terreno a mano, para eso sirve el arado. Pones dos caballos o bueyes a jalarlo y tu lo diriges para que los surcos salgan parejitos, derechos, alineados unos con otros. Si tienes la fortuna de tener un tractor, tienes que guiarlo de manera recta, para que queden derechos.

Pero si constantemente te distraes y tratas de GIRAR para ver como va quedando el surco que acabas de hacer, provocaras que el arado se mueva y la parte del surco que estas cavando ¡va a salir chueca! No importa que todos tus surcos anteriores hayan quedado perfectos, si volteas a verlos, echarás a perder el surco que estas haciendo.

Esto aplica también para la vida cristiana, no importa que tan derechos hayas hecho tus surcos en el pasado, esto es, que tan bueno fue tu comportamiento, cuantas obras hiciste, cuantas almas llevaste a los pies de Cristo, cuantas horas pasaste en oración, cuantos días ayunaste; si constantemente estas “GIRANDO” a ver tus logros pasados, tus acciones presentes se verán afectadas y no serán tan buenas como todo lo que hiciste. Enfócate en lo que estás haciendo, no te distraigas. Las glorias pasadas ya pasaron, concéntrate en el presente y mantén tu mirada en el futuro, en nuestro destino final, nuestra morada celestial.

A veces es bueno evaluar lo que hemos hecho, para valorar como ha sido nuestra vida, nuestro testimonio, pero para eso hay que parar un momento, voltear, evaluar y seguir adelante. Un campesino no labra su tierra toda en un día, también descansa para reunir fuerzas para seguir labrando y que lo que falta sea tan bueno como lo que ya hizo. Así nosotros, podemos descansar, para seguir adelante hasta el día que terminemos el trabajo y el Señor nos llame a su presencia.

Share This:

Post similares

Alma Celina Baquedano TortajadaVer todo los posts

Salva sólo por Su gracia, enamorada de Cristo, en proceso constante de edificación, esposa de pastor, ingeniera ambiental de profesión, milusos de iglesia.